Las formas, surgen...


"¡Las grandes formas, surgen!


Formas de la Democracia total, resultado de centurias,


formas que se proyectan siempre sobre otras formas,


formas de ciudades turbulentas y viriles,


formas de los amigos y de los seres hospitalarios de toda la tierra,


formas que abrazan la tierra y se unen a toda la tierra."

Walt Withman.





*Entre las más atroces calamidades (desde la ignorancia para el control, la comida para los controladores, los controladores para las multinacionales, las multinacionales para el mercado, el mercado para el consumidor registrado, hasta el consumismo para la sensación de vacío, el vacío efectivo luego del consumo, la aparente circularidad de los días, luces de neón y ofertas para la distracción, el aplacamiento verbal, la mercantilización del deseo) surgen voces, nuevas o estereotipadas, que intentan darle forma de cambio a la materia cotidiana.

Combatir a viva voz las viejas y vigentes formas, es el objetivo subjetivo e implícito. En el combate cotidiano las nuevas voces triunfan con la escritura de un poema, el rasguido un acorde, en la creación de una pincelada cromática más.

Expresar una idea, generarla, germinar una emoción en el otro, apareciendo, creando nuevas creaciones, apostando a la utopía, para mostrar la posibilidad y la REALIDAD del cambio, es la lucha continua, individual, social, y visceral que día a día, creo y espero, nos vaya contagiando a todos...


¡..BIENVENIDOS!

Uma


Monday, November 11, 2013


 ¿Por qué los errores se llaman errores? Por qué si son las situaciones que más me enseñaron. Las equivocaciones son la cosa más bonita, gracias a ellas pude entender mucho, conocerme, entender lo que me rodea. Nada tienen de errado ni de erróneo. De hecho creo -decido creer así- que errante viene de error, de errar, de ir, venir, nunca quedarse quieto. Quien nunca yerra es quien no se mueve, quien no da el paso, sí, bueno, por temor, o por lo que sea.

Por suerte me equivoqué, por suerte miré en esa dirección, por suerte me caí, por suerte me crucé con esas personas, me dejaron colores, me dejaron heridas y aperturas. Por suerte no hice el camino derecho, di vueltas, me perdí. Probé. Conocí. Crecí. Por suerte me perdí, por suerte  te perdí, qué bueno que te crucé. Error es llamarlos errores, cuando son decisiones, elecciones, entretejidas en los caminos del azar, magma de posibilidades, de personas, de luces que nos formaron.


Nada fue tiempo perdido, equivocarme fue lo que me trajo hasta acá, lo que me enseñó a valorar las cosas que verdaderamente valen la pena, pequeños momentos para mí, pequeñas cosas, detalles ínfimos que el mundo está demasiado ocupado “progresando” para detenerse a observar.


3 comments:

  1. Muy bueno el blog, te dejo el mio

    http://cordurainsana.blogspot.com.ar/

    Nos leemos, saludos.

    ReplyDelete
  2. Gracias! Saludosss

    ReplyDelete
  3. Entraría a tu blog de gusto, pero lo tenés habilitado sólo para "lectores invitados." :-)

    ReplyDelete